Camila, Lola

1235423_10202095794295122_176438676_n

Sin darte cuenta te fuiste alejando de tu casa, de tu familia, de ti misma… Sin darte cuenta tu último hogar fue otro, pero daba igual, allá donde estuvieras tú, allá donde íbamos todos, no queríamos que estuvieras sola. Allá donde estuvieras no pensaba faltar a tu cita semanal contigo. Me dolía que hubiera días que no supieras quien era, pero me reconfortaba saber que me ponías falta cada vez que no iba. Paradójicamente, hoy es el día en que se recuerda a aquellos a los que le volaron los recuerdos, pero ni mucho menos el único día en que pensamos en vosotros, en tí. Muchos viernes no puedo evitar pensar, cuando llego al trabajo, en la llamada de mi madre que, cosas del destino también fue día 21, como hoy, nunca quise oír. Cierro los ojos y te veo esperándome en la salida del colegio, en el tren camino a tu querida Galicia o preparándome huevos fritos con patatas ‘de la abuela’, cocido o tu delicioso flan…

Te quiero abuelina (y al abuelino también, que no se me enfade).

Anuncios